dissabte, 31 de març de 2018

Testimonis de la Resurrecció



Avui és Pasqua de Resurrecció. Cantem a plena veu ¡Al·leluia! Sí, celebrem el triomf de Crist sobre la mort i el pecat. Celebrem la nostra salvació.
Expliquen d’un famós savi alemany que, havent d’ampliar el seu gabinet d’investigacions, va llogar una casa al costat d’un convent de carmelites. I va pensar: «Quina meravella, aquí tindré un silenci permanent!». Van passar els dies i va comprovar que, efectivament, el silenci envoltava la casa, excepte a les hores d’esbarjo. Llavors, al pati veí esclataven sortidors de rialles, unes riallades transparents, una deu inexhaurible d’alegria.
I era un pou que s’escolava per portes i finestres. Un goig que perseguia l’investigador per molt que tanqués els finestrons. Per què reien aquelles monges? De què reien? Aquestes preguntes intrigaven l’investigador. Tant, que la curiositat el va empènyer a conèixer la vida d’aquelles religioses. De què reien si eren pobres? Per què eren tan felices si res del que alegra aquest món era seu? Com podien omplir-los la pregària, el silenci? Tant valia la simple amistat? Què hi havia al fons dels seus ulls que els feia brillar d’aquella manera?
Aquell savi alemany no tenia fe. No podia entendre que allò que per ell era una pura ficció, purs somnis sense sentit, omplís una ànima. Menys encara que pogués alegrar-la fins a aquest extrem.
I va començar a obsessionar-se. Va començar a sentir-se envoltat d’onades de rialles, que ara escoltava a totes hores. I li va néixer a l’ànima una enveja que no es decidia a confessar-se a si mateix. Devia haver-hi alguna cosaque ell no entenia, un misteri que el desbordava. Aquelles dones, pensava, no coneixien l’amor, ni el luxe, ni el plaer, ni la diversió. Què tenien si no podien ser una altra cosa que una acumulació de solituds?
Un dia es va decidir a parlar amb la priora, i aquesta li va donar una sola raó:
– És que som esposes de Crist.
– Però -va argüir el científic- Crist va morir fa dos mil anys.
Llavors va créixer el somriure de la religiosa i el savi va tornar a veure en els seus ulls aquella brillantor que tant l’intrigava.
– S’equivoca -va dir la religiosa-; el que va passar fa dos mil anys va ser que, vencent la mort, va ressuscitar.
– I per això són felices?
– Sí. Nosaltres som testimonis de la seva resurrecció.
Em pregunto ara, després de llegir aquesta preciosa narració, quants cristians s’adonen que aquest és el seu ofici, que aquesta és la tasca que els van encomanar el dia del baptisme: ser testimonis de la resurrecció. Un veritable cristià no perd l’alegria ni l’esperança. Sap que Crist, el seu Déu i Senyor, el seu Amic i Germà, viu i l’estima. ¿No va ser aquesta certesa la que va fer desbordar d’alegria Maria Magdalena, Tomàs el Bessó, els dos d’Emmaús, Pere…?
Aquest temps de Pasqua hauria de ser la gran ocasió per fer el repàs de la infinita sèrie d’alegries que amb prou feines gaudim. Hauria de ser el temps de descobrir, i d’assaborir internament, que:
  • Som feliços perquè hem estat cridats a la vida
  • Som feliços perquè hem estat cridats a la fe
  • Som feliços perquè Déu ens ha estimat el primer
  • Som feliços perquè nosaltres també l’estimem
  • Som feliços perquè el dolor és camí de resurrecció
  • Som feliços perquè Déu perdona els nostres pecats
  • Som feliços perquè els nostres noms estan escrits al Regne del cel
  • Som feliços perquè el Regne és ja dins nostre
  • Som feliços perquè som tots germans
  • Som feliços perquè Ell ens ha nomenat testimonis de la seva joia.
Visquem, amb humilitat i sense complexos, la joia pasqual, regal del Ressuscitat. Transmetem la joia i la pau al nostre voltant. Bona Pasqua de Resurrecció!
† Cardenal Joan Josep Omella
Arquebisbe de Barcelona

divendres, 16 de març de 2018

Encuentro de animadores de PJV



El pasado fin de semana (9-11 de marzo) unos 40 animadores y responsables de catequesis han participado en el encuentro formativo que ha tenido lugar en la Casa de Espiritualidad P. Damián de Jerez. El encuentro ha estado coordinado por Gema de Paz ss.cc., Jorge García ss.cc. y Fernando Bueno ss.cc. El tema principal era “la experiencia de Dios a través de los ritos y los símbolos”. Ha sido un encuentro lleno de experiencias enriquecedoras en el que también ha habido tiempo para la oración compartida y el esparcimiento.

La cena de la primera noche, preparada por la hermana Elvira, fue un momento importante, ya que permitió compartir vivencias, reencontrar a viejos conocidos y conocer a nuevos compañeros catequistas.

El sábado por la mañana empezó con una oración, tras la cual se inició la primera dinámica, que llevaba por título “¿Cuáles son tus ritos?”. Se trataba de reflexionar, identificar y compartir aquellos ritos que forman parte de nuestro día a día, que también están presentes en los encuentros con los niños y jóvenes de PJV y que conforman los sacramentos y sacramentales de la Iglesia y la comunidad cristiana.

Otras dinámicas de la jornada estuvieron relacionadas con la reflexión acerca de “el estilo de vida”, a partir de un fragmento de Darío Mollá sj, Cristianos en intemperie. Tras la comida se llevaron a cabo distintas actividades y se plantearon propuestas que ofrecieron enriquecedores ejemplos acerca de cómo trabajar en la catequesis la relación con Dios desde la Palabra, los sonidos, los espacios, la cruz, la oración y el silencio.

Por último, el domingo, la oración volvió a ser protagonista al centrar buena parte de la mañana. Así, el Gloria y el Credo fueron analizados y comentados por parte de Jorge y Fernando, dando paso a una reflexión en grupo, desde la interioridad de cada uno.

El entorno privilegiado que albergó en encuentro, la Casa de Espiritualidad P. Damián de Jerez, recientemente reformada, y el ambiente de compañerismo y fraternidad que hubo entre los asistentes acabaron de propiciar unas jornadas formativas muy provechosas.

Manel Carmona




dimecres, 7 de març de 2018

Claustro de Pastoral


La Semana Congregacional pretende acercar el carisma, la misión y la vida de la Congregación a toda la comunidad educativa. Al celebrarla de forma conjunta es preferible destacar algún aspecto de carácter más básico. Por esa razón en está ocasión la Semana Congregacional Conjunta abordará la historia de los fundadores, procurando mostrar los colegios como frutos de la entrega del Buen Padre y la Buena Madre.

El pasado martes en el claustro de pastoral los profesores del colegio Padre Damián, hemos estado profundizando de forma muy dinámica, sobre la historia de nuestros fundadores. Los profesores han participado muy activamente en todas las dinámicas que se han propuesto. El ambiente ha sido muy bueno y enriquecedor.

Natalia Vidal


dissabte, 3 de març de 2018

Obispo Antoni Vadell visita el cole


El obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Antoni Vadell Ferrer, ha visitado el Col·legi Padre Damián SS.CC. de Barcelona el viernes 2 de marzo. En primer lugar ha tenido en el salón de actos un encuentro con los alumnos de 2º de Bachillerato, junto a sus tutores, religiosos ss.cc. y la Directora General, Chesca Marfà.

El obispo ha respondido a las preguntas de los jóvenes que le han preguntado por su vocación y por cómo lleva lo de ser uno de los obispos más jóvenes de España. La cuestión política catalana ha sido también objeto de diálogo, D. Antoni ha subrayado el rol conciliador, como pastores y padres, de los obispos. “Si fueses el Papa, ¿dejarías que la mujer diera la misa?”, le ha preguntado uno de los alumnos. Monseñor Vadell se ha reído de la insinuación papal y luego ha respondido, invitando a no quedarnos en la cultura de la rapidez y del “tuit”, donde todo es “sí” o “no”. También ha respondido a otras cuestiones de moral y de la vida eclesial. Al final del encuentro el obispo les ha indicado que “si se cuidan, la realidad puede superar sus mejores sueños: ése es el verdadero éxito”.


Antoni Vadell les ha contado que de pequeño quería ser periodista (“enviado especial”) y que más tarde entró en el seminario para ser sacerdote, contando algunos de los momentos de su proceso vocacional. Durante su testimonio ha subrayado la importancia de la alegría de creer y de “querer” a las personas.
A continuación, ha saludado a los alumnos que estaban en el patio y ha comido en el comedor de profesores. Después ha visitado las instalaciones del Col·legi y ha terminado con una oración en la capilla dando gracias a Dios por la comunidad educativa.


El obispo visitará nuevamente el Col·legi el 4 de mayo para encontrarse con los veintidós alumnos a los que administrará el sacramento de la confirmación el 31 de mayo en la iglesia de los Sagrados Corazones de la calle República Argentina.



Damos gracias a Dios por esta visita que resalta la vinculación de nuestra comunidad con la Iglesia que peregrina en Barcelona.