dissabte, 3 d’octubre de 2015

Crónica de la convivencia de 1º de Bachillerato


Los días 1 y 2 de octubre se ha desarrollado en Can Putxet, en pleno Montseny, la convivencia de tutoría y pastoral de los tres grupos de 1º de Bachillerato. Es una nueva iniciativa, la de unir en esta convi de inicio las actividades propias de tutoría con las de pastoral. Y, además, con la novedad de que pasaríamos también la noche en el citado lugar, cosa que hace mucha ilusión a los alumnos. Junto a ellos, Núria Castera, Montse Serra, Roberto Finger, José M. Rodríguez ss.cc. y un servidor.



Tras la oración de la mañana, el jueves por la mañana estuvo marcado por las actividades deportivo-cooperativas, que ayudan a formar grupo e ir coleccionando la relación entre alumnos. Los profesores, cámara en mano, fueron inmortalizando los mejores momentos para colocarlos más adelante en aulas y pasillos del cole. Por la tarde, transcurrieron las actividades de pastoral, destinadas a valorar en qué invertimos nuestro tiempo en la familia, Dios, los necesitados, el tiempo libre y en los estudios. Salieron conclusiones realmente interesantes, que dieron pie a un mayor conocimiento entre unos y otros. Por la noche actuaciones musicales, en las que participaron los profes, gracias a la coreografía de Jacek. Y, por último, a dormir, que el día había sido muy intenso.


El viernes lo iniciamos con una oración de san Agustín en torno a formar comunidad. A continuación actividades por clase con los tutores. Y para culminar la convivencia la celebración de la eucaristía.

Hemos de destacar el buen comportamiento de los alumnos. Y me gustaría resaltar la generosidad y el buen hacer de los tutores, que han dado lo mejor de sí mismos para que todo funcione a las mil maravillas. En una escuela así da gusto estar, porque este tipo de acciones con tanta dedicación no tienen precio -afortunadamente-, porque son auténticos regalos.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada