dimarts, 21 d’abril de 2015

Un minuto de silencio


Vamos a hacer ahora una breve oración.

- En el nombre del Padre…

Como cristianos y personas que se preocupan por los demás, queremos rezar esta mañana por el instituto Joan Fuster de nuestra ciudad. Ayer un profesor de este centro murió, víctima de la violencia. Queremos unirnos al dolor de su familia, junto al de los profesores, alumnos, personal y familias de este centro.

Jesús Resucitado nos regala el don de la paz. Pero en medio del tiempo de Pascua, vivimos también situaciones de falta de amor y de respeto hacia los demás. Hoy pedimos para que cuidemos el regalo que es la vida de cada uno y la de los otros. Vivir es un don y, entre todos, hemos de construir una sociedad en la que se respete la convivencia y la vida de cada persona.

El Resucitado nos muestra las huellas de la Pasión, del sufrimiento, de la incomprensión, que Él ha vencido con la fuerza del Amor. Amar, perdonas, aliviar, compartir, alegrarse, trabajar juntos son las mejores cosas que podemos hacer.

Con nuestro compromiso de volcarnos en una convivencia de hermanos, nos dirigimos a Dios, Padre de Amor y de Misericordia: Padrenuestro.

A continuación, tendremos un minuto de silencio en señal de respeto y apoyo a todos los que forman parte del Instituto Joan Fuster.


Hemos acabado el minuto de silencio. Continuamos con nuestras actividades y seguimos en la presencia del Señor: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada